Sarampión en Nueva York

Nueva York afronta el peor brote de sarampión en casi tres décadas, concentrando más de la mitad de los casos contabilizados en todo EEUU.

El alcalde de la ciudad ha declarado el estado de emergencia sanitaria en cuatro distritos de Williamsburg, uno de los principales enclaves de la comunidad judía ortodoxa (Las familias ultraortodoxas se acogen a razones religiosas para evitar la vacunación). Las personas no inmunizadas en las áreas cubiertas por la orden municipal tendrán que vacunarse obligatoriamente durante los próximos dos días. Si no cumplen las reglas, podrían ser multados con hasta 1.000 dólares.

El primer caso identificado en la zona fue en octubre de 2018. Se trataba de un niño que regresaba de un viaje a Israel. Desde entonces se han notificado en la ciudad 280 casos, de un total de 495 en todo EEUU. El segundo brote más importante desde 1991. Hay que recordar que la enfermedad se consideró erradicada del país en el año 2000.

Autoridades sanitarias iniciaron en febrero una campaña para informar a los vecinos de Williamsburg y Borough Park sobre la necesidad de vacunarse. Entre las medidas planteadas de contención están incluso cerrar las Yeshivas si los niños judíos ortodoxos que van a estas escuelas no se vacunan.

Se están comprobando los registros de inmunización frente a la enfermedad en los vecinos que pudieran haber estado en contacto con afectados por el brote.

Más información sobre el sarampión